Las definiciones básicas sobre Los Altos del Golán

Los Altos del Golán es una meseta en la frontera de Israel, Líbano, Jordania y Siria, siendo uno de los territorios capturados por Israel durante la Guerra de los Seis Días por lo que están controlados desde ese país, a pesar de ser reclamados por Siria.

Formada por roca volcánica, esta posición israelí que le ha valido fuertes críticas de la comunidad internacional, se eleva hasta 1700 pies sobre el suelo circundante, cae hacia el oeste hasta el mar de Galilea, el río Jordán y el Lago Kinneret, y hacia el sur hasta el río Yarmouk.

El Golán se divide generalmente en tres regiones: norte (entre Nahals Sa’ar y Gilabon), central (entre Nahals Gilabon y Dilayot), y sur (entre Nahal Dilayot ​​y el valle de Yarmouk).

Las alturas fueron controladas por el ejército israelí desde 1967 hasta 1981, hasta que el parlamento de ese país determinó anexar esa zona. Esta anexión no ha sido reconocida internacionalmente, y el Golán generalmente se considera territorio ocupado.

La ley de 1981 otorgó la ciudadanía israelí a los pocos ciudadanos sirios restantes que no se habían visto obligados a huir del avance de las fuerzas israelíes en 1967. El estatus final de los Altos del Golán está pendiente de ser determinado como parte de un acuerdo de paz entre Israel y Siria.

Una fuerza de la ONU, el UNDOF, (Fuerza de Observación de la Separación) se estableció en 1974 para supervisar la implementación del acuerdo y mantener el alto el fuego en un área de separación.

Los gobiernos sirios e israelíes aún están disputando la propiedad de los Altos, pero no han utilizado la fuerza militar abierta desde 1974. El gran valor estratégico de los Altos, tanto militarmente como fuente de agua, significa que el acuerdo es incierto.

Historia antigua de los Altos del Golán

Al igual que otras regiones, esta área ha sido disputada durante miles de años. Durante el tercer milenio antes de Cristo, los ammoritas dominaron y habitaron el Golán hasta el segundo milenio cuando fueron sustituidos por los arameos.

Más tarde conocido como Bashan, el área fue disputada entre Israel (el norte de los dos reinos judíos que existían en ese momento) y el reino arameo desde los años 800 aC. El rey Ajab de Israel (reinó 874-852 aC) derrotó a Ben-Hadad I en el Golán meridional.

En los años 700 aC, los asirios obtuvieron el control del área, pero más tarde fueron reemplazados por el Imperio babilónico y el Persa. En el siglo V aC, la región fue colonizada por los exiliados judíos que regresaban de Babilonia (el moderno Irak).

En el siglo cuarto antes de la era moderna, el área quedó bajo el control de Alejandro Magno y permaneció bajo el dominio helénistico, hasta que fue capturada por los romanos. A mediados del siglo II a. C., Judah Maccabee ayudó a las comunidades judías locales cuando fueron atacadas, aunque el área en sí no estaba en manos judías.

El área fue nombrada Golán después de la ocupación romana. Los griegos se refirieron a la zona como “Gaulanitis”, el término usado por los romanos, que llevó a la palabra “Golán”.

Después de la división del Imperio Romano en 391 dC, los Altos del Golán se convirtieron en parte del Imperio Bizantino. En 636, el área quedó bajo control árabe y rápidamente bajo el control del Califa en Bagdad.

En los siglos XV y XVI, los drusos comenzaron a asentarse en el Golán norte y en las laderas del Monte Hermón. Sudaneses, argelinos, turcomanos y árabes samarianos también se asentaron en las Alturas. En el siglo XVI, los turcos otomanos tomaron el control del área, y permanecieron así hasta el final de la Primera Guerra Mundial.

En la década de 1880, se inició una comunidad judía llamada Ramataniya pero falló dentro de un año. En 1891, el barón Rothschild compró aproximadamente 18,000 acres de tierra en lo que hoy es Siria, que se convirtió en el hogar de una pequeña comunidad judía local. Esta área fue cultivada por judíos hasta 1947, cuando la tierra fue tomada por el ejército sirio.

La mayoría de los Altos del Golán se incluyeron en el mandato británico de Palestina cuando se otorgó el mandato en 1922. En 1923, los británicos los entregaron a los franceses a cambio de una franja de tierra en el área de Metula. Los ALtos se convirtieron en parte de Siria al final del mandato francés en 1944.

Después de la Guerra de Independencia israelí de 1948-49, los sirios se fortificaron en las Alturas, desde donde bombardearon objetivos civiles en Israel y lanzaron otros ataques durante los siguientes dieciocho años. 140 israelíes murieron y muchos más resultaron heridos en estos ataques desde 1949 hasta 1967.

Durante la Guerra de los Seis Días (1967), las Fuerzas de Defensa Israelí capturaron los Altos del Golán los días 9 y 10 de junio. El área que quedó bajo el control israelí como resultado de la guerra son dos áreas geológicamente distintas: los Altos del Golán (1,070 km²) y las laderas del monte Hermon Range (100 km²).

La mayoría de los habitantes de los Altos del Golán, principalmente árabes sirios, huyeron. Por diversas razones políticas, no se les ha permitido regresar. Esto ha llevado a la escisión desafortunada de muchas familias.

Los israelíes comenzaron a reasentarse casi inmediatamente después de la guerra. El kibutz Merom Golan fue fundado en julio de 1967. En 1970 había 12 comunidades judías en el Golán y en 2000 había 33 asentamientos con alrededor de 14.000 personas.

Durante la Guerra del Yom Kippur en 1973, las fuerzas sirias capturaron partes de las Alturas, antes de ser empujadas hacia atrás más allá de la frontera por un contraataque israelí. Israel y Siria firmaron un acuerdo de alto el fuego en 1974 que dejó a los Altos en manos israelíes.

Be the first to comment on "Las definiciones básicas sobre Los Altos del Golán"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*